Central de turnos (+54 11) 4556-4848/4888
Horarios

Salud Mamaria

Control mamario

Por su función orgánica y su papel en la reproducción a través del amamantamiento, así como por lo que representan como símbolo de la femineidad, las mamas merecen un cuidado especial. Para realizarlo la mujer necesita estar informada, así podrá conocer los diversos métodos que existen para detectar lo antes posible alguna anormalidad en sus mamas. Y luego, en caso de ser necesario, acudir a las modernas terapéuticas que le brindarán alternativas para llevar adelante el tratamiento adecuado. Los Métodos de control Mamario:

Salud Mamaria
  1. Autoexamen manario

  2. Consulta Ginecológica

  3. Mamografía

La detección temprana por medio de los controles es la mejor prevención. Actualmente el cáncer de mama es él más frecuente en la mujer. La utilización de todos los métodos preventivos en forma complementaria reduce en gran medida los riegos. Es el hábito de control más eficaz para lograr tranquilidad y seguridad personal. Autoexamen mamario El autoexamen mamario es un simple procedimiento para examinar sus propias mamas con el propósito de detectar nódulos o descargas.

Frecuencia

Se recomienda realizar el autoexamen a partir de los 18 años, una vez al mes, una semana después de finalizada la menstruación. Cuando no hay menstruación, conviene examinarse, un día fijo al mes, que resulte fácil de recordar. Consulta Ginecológica.

  • El examen ginecológico es fundamental para la salud mamaria en general.

  • Consiste en la consulta dirigida a un médico ginecólogo.

  • Es aconsejable realizarlo una vez al año o bien cuando el autocontrol encuentre una alteración que no estuviese presente en controles anteriores.

Mamografía

La mamografía actual de alta resolución puede detectar muchos de los tumores malignos tempranamente, incluso antes de que sean palpables o que comiencen a dar síntomas. Además los equipos modernos y los materiales usados permiten utilizar dosis de radiación tan bajas que hace prácticamente inocuo al estudio. En algunas oportunidades, dependiendo del resultado obtenido, es necesario utilizar otros métodos cómo la ecografía mamaria, e incluso la biopsia. Este estudio se recomienda de forma ocasional a partir de los 35 años de edad . Entre los 40 y 50 años debe realizarse anualmente en mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia o cada dos años las que no tienen antecedentes. Las mujeres mayores de 50 años, deben realizarse una mamografía anualmente. Prevención General

Consejos personales para ayudar a reducir la predisposición a los riesgos:

  • Limitar la ingesta de grasa.

  • Limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco.

  • Consumir alimentos con fibra: Pescados, vegetales, granos, etc.

  • Consumir frutas y vegetales.

  • Realizar actividades físicas: Caminatas, bicicleta, ejercicios, etc

  • Evitar la exposición a pesticidas.