Central de turnos (+54 11) 4556-4848/4888
Horarios

Niños Hiperactivos

Claves para detectar los principales síntomas en los niños que presentan este trastorno.

El rasgo principal para detectar a un niño hiperactivo es la falta de concentración.

Así lo explican los médicos, para quienes la “hiperactividad” es un trastorno de conducta infantil que parece crecer sin pausa.

Un informe publicado por la agencia BBC destacó que la falta de concentración, el exceso de movimiento, la dificultad para controlar los impulsos o la incapacidad de abocarse a una tarea por demasiado tiempo son todos síntomas de hiperactividad.

La dificultad para diferenciar entre un niño con problemas de hiperactividad de otro sanamente "travieso", o el borroso límite entre el déficit de atención y el legítimo aburrimiento llevó a menudo a pasar por alto la presencia del síndrome en algunos casos o a tratar otros que no lo necesitan.

Así, no sólo los padres no siempre logran identificar rápidamente esta condición, sino que, además, las escuelas generalmente tienden a atribuir los comportamientos anormales de los alumnos antes que nada a problema familiares o falta de capacidad de quienes deben imponer los límites.

Según las investigaciones más recientes, el trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) es una condición de carácter permanente, que comienza a percibirse en la infancia pero que con el tiempo va atravesando distintas etapas evolutivas.

Algunas características a tener en cuenta

Los chicos hiperactivos son aquellos que cambian de actividad constantemente, necesitan la variación y cada tarea que comienzan no la mantienen durante mucho tiempo, porque la abandonan por la mitad.

Asimismo, tienen un bajo nivel de tolerancia de la frustración y suele haber una insatisfacción importante, cierta demanda de atención, de escucha, contención y afecto por parte de los adultos.

Es un estilo permanente de comportamiento, donde los niños afectados son desorganizados y caóticos y no persisten mucho tiempo en la misma actividad, distrayéndose con más facilidad.

Rasgos de niños hiperactivos:

  • No atienden a una actividad por mucho tiempo. Por ejemplo, cuando están en un juego sensorio motriz, compartido con otros compañeros, terminan antes que el resto y se dispersan.

  • Cuando se les cuenta un cuento, no se pueden quedar sentados hasta el final y se levantan de la silla o la cama y se van a jugar a otra parte.

  • Muchas veces, parece que cuando se les habla no prestan atención y siguen en su mundo. Pero en realidad, no pueden, se distraen con facilidad.

Fuente: www.infobae.com